SEGURIDAD HUMANA: Concepto clave para negocios sostenibles



Con la participación de la Embajada del Reino Unido en Colombia, el London School of Economics (LSE) y Peace Startup Foundation, el pasado 19 de octubre, la Fundación Paz & Reconciliación (Pares) realizó la mesa redonda “Seguridad e inversión en el posconflicto en Colombia”. Al evento asistieron 23 líderes de organizaciones del sector público y privado quienes dialogaron sobre el papel de la empresa privada en la construcción de proyectos sociales en territorios, sobre la importancia de la sostenibilidad de dichos proyectos y sobre el diálogo con las partes interesadas en su diseño.

Izquierda a derecha: Mónica Trujillo (Peace Startup), Juan Andrés Cano (Peace Startup, Mary Martin (LSE), Óscar Iván Pérez (Pares), Paola Vargas (Pares), Adam Forbes (UK), Alexander Riaño (Pares)

El saludo inicial estuvo a cargo de Adam Forbes, Primer secretario de paz y seguridad de la Embajada de Reino Unido, y de León Valencia, Director Fundación Paz y Reconciliación, quienes manifestaron que hay muchos retos y oportunidades hacia la construcción de la paz en el país, y que el sector privado juega un rol muy importante.

La intervención posterior estuvo a cargo de la profesora Mary Martin, de LSE. Comenzó su intervención diciendo que “La seguridad humana es un concepto muy conocido en Colombia y en el 2012 las Naciones Unidas determinó que consiste en tres pilares fundamentales: Libertad para vivir sin temor, libertad para vivir sin miseria y libertad para vivir en dignidad”. Afirmó también que es importante tener alianzas para garantizar la seguridad humana en los territorios pero destacó tres retos importantes para las empresas en el trabajo con las comunidades. El primero es involucrar a todos los participantes en los diálogos, pues desconocer algún actor puede generar rechazo hacia el proyecto. El segundo es generar una simetría en términos del músculo económico y humano si se tiene en cuenta que las empresas son mucho más robustas en esto que las comunidades. Y el tercero reto es promover un lenguaje en común a través del cual se puedan exponer las expectativas y necesidades de cada una de las partes.

Posteriormente hizo su intervención Alexander Riaño, Coordinador de la línea de Conflictos Asociados al Desarrollo de Pares, quien habló sobre las brechas que existen entre los territorios rurales y urbanos de Colombia, lo cual hace que el país tenga un Estado diferencial. El escenario de posconflicto es ideal para cerrar las brechas y fomentar la inversión. Riaño presentó la Guía para construir paz desde el sector empresarial de Pares como una herramienta para generar transformaciones sociales en los territorios que se vieron más afectados por el conflicto armado. Finalmente habló sobre los tres proyectos piloto que se están implementando: En Montelíbano (Córdoba), con South 32/Cerro Matoso) y la Consejería de DDHH; en Chaparral (Tolima)- Cañón de las Hermosas, con Isagen; y en la comuna 18 de Cali, con Reckitt Benckiser y Save the Children.

El cierre estuvo a cargo de Juan Andrés Cano, de PeaceStartup. Afirmó que Colombia tiene varios retos en salud, educación, saneamiento básico, energía eléctrica, y una necesidad de innovación. “Cada vez hay más fondos de inversión a nivel mundial, porque están entendiendo que tienen unas políticas de inversión responsable. Está demostrado que las inversiones cuando piensan en el impacto son más rentables y se obtienen mejores retornos”, comentó Cano. Concluyó que hay una necesidad de construir modelos de innovación en Colombia, pues en el país hay experiencia de cómo lograr hacer buenos negocios, pero se necesita innovar más y trabajar conjuntamente como sector privado.

El evento contó con la participación activa de los asistentes representantes de empresas del sector público, minero, consultoría y ONG, quienes desde su experiencia profesional hicieron aportes a los retos del país en términos de construcción de paz, promoción de la seguridad humana y la inversión para la innovación.

Esta fue la primera mesa redonda de tres que se realizarán entre finales de 2017 y comienzos de 2018.